Podemos, la CIA y la manipulación de la democracia El blog de Ángel Ruiz Cediel A mi aire

16 de enero de 2017, por Ángel Ruiz Cediel

Podemos, la CIA y la manipulación de la democracia



Que iba a nacer un partido político tras las acampadas de la Puerta del Sol de Madrid en aquellos días de 2011 era evidente, y así lo entendí nada más se produjo aquel aparentemente espontáneo brote de indignación ciudadana. La situación del país por causa de corrupción y por los abusos del poder era entonces tan insostenible como hoy, y quienes somos profundamente escépticos ante lo «espontáneo» y consideramos que en política no existe la casualidad, nos mantuvimos expectantes, aunque sospechando que allí había mucho más que gato encerrado. El Sistema era obvio que iba a jugar sus cartas ante la posibilidad de que un movimiento con tanto respaldo social triunfara, y me adelanté un poco a la jugada escribiendo «La estirpe de Abaddona» —obra que puedes encontrar en esta misma web—. El tiempo, siempre tozudo, ha venido a demostrar que aquella fantasía de la que nació Podemos fue toda una maniobra del Sistema, en la que no es difícil ver la mano quienes gobiernan las sociedades desde la sombra.

Recientemente tanto Oxfam como Credit Suisse han publicado sendos informes sobre la riqueza mundial, dejando ambos bien patente números tan impúdicos que es casi imposible considerarlos sin sentir profundas náuseas. Unos pocos —menos del 1% de la población— acumulan más recursos que el resto de la población mundial, llegándose a la paradoja de que media centena de ellos disponen de más recursos que la mitad más pobre de la población del planeta —unos 3600 millones de almas—, siendo que uno de cada nueve seres humanos pasa hambre y que 3,1 millones de niños menores de cinco años fallece cada año por esta causa. Todo un prodigio de la inmoralidad y todo un conflicto ético al que las sociedades nunca han sabido hacer frente. Sin embargo, todos sabemos que esos informes, por escandalosos que sean, esconden la verdad, y que los auténticos poderosos no figuran en ninguno de esos listados. Son la mano negra, los verdaderos poderosos. Desde las tinieblas del Bohemian Grove —como propongo en mi novela—, se organizan en concilios negros, de los cuales dimanan las instrucciones para los Illuminatti, clubes Bilderberg y otros, los cuales a su vez distribuyen las instrucciones a los Grupos G —G-8, G-20, etc.—, quienes a su vez lo hacen con otros grupos menores hasta que las instrucciones del Bohemian se aplican en el mundo. Tal y como muchos saben, allí se urdieron las Guerras Mundiales —tal vez también la Tercera—, se puso en marcha el Proyecto Manhattan, se decidió el lanzamiento de las bombas atómicas y se han puesto en marcha qué crisis y qué guerras convenían, definiendo quiénes vivían en paz y quiénes no, o dicho con otras palabras, quiénes vivían o morían y en qué circunstancias. Es obvio que esas criaturas, dueñas del Sistema, no aparecen en las estadísticas. Puedes, si quieres, profundizar sobre el asunto en las tres novelas que están en promoción, porque solamente a través de la ficción son digeribles este tipo de verdades.

Siendo así la cosa, ¿es creíble que quienes gobiernan el mundo con puño de hierro, quienes han hecho de la corrupción una herramienta de control de los poderes locales y quienes mueven los «actores internacionales» a su criterio para adueñarse de todo en todas partes pudieran permitir que un partido descontrolado de indignados alcanzaran el poder para opositarles?... La respuesta es afirmativa solamente para quienes han perdido todo contacto con la realidad; pero rotundamente negativa para quienes la habitan y aun para los que usan su cabeza para cuestión distinta que ornato. Tsun Tzu recomienda en su «El arte de la guerra» —que debiera ser de obligada lectura para todos— que es bueno conocerse a uno mismo, pero que es imprescindible conocer mejor al enemigo si se le quiere vencer, y la razón de que hasta ahora no se haya superado este desequilibrio es precisamente porque a quienes han intentado conocer a ese enemigo de la especie se le ha tildado siempre de «loco» o de «antisistema» —cosa verdaderamente excelente esta última, si consideramos que el Sistema permite poner en unas pocas manos lo que salvaría la vida de cientos de millones de seres humanos cada año—. El que ciertos absurdos individuos o incluso dementes se etiqueten a sí mismos como «antisistema», no invalida de ninguna manera la bonanza del calificativo.

Recuerdo con prístina claridad la llegada del PSOE y las coderas a La Moncloa, y cómo nos dejaron a todos con un palmo de narices. Aquella pana y aquellas melenas que son el equivalente actual a las rastas y a la contestariedad de Podemos —yo mismo los voté en el 82—, fueron el distintivo de la imaginaria contestariedad en la que muchos caímos como ahora han caído otros muchos con Podemos, no habiendo entre ellos notables diferencias ni en el modus operandi ni en lo ilusionante de sus propósitos aparentes. Los mensajes de entonces a los «descamisados», las arengas al «pueblo» y todas esas intenciones de «dar la vuelta a la tortilla», hoy no son sino el mal recuerdo de una estafa generalizada o los ecos de una pesadilla siniestra. Han sido necesarios casi 40 años para desenmascararlos, y justo en este momento es cuando surge Podemos. Aquellos personajes de entonces del PSOE hoy son sabios de Europa, y ya queda en la memoria colectiva que quien se oponía a la OTAN incluso publicando libros como «100 razones para no entrar en la OTAN» fue Secretario General de la OTAN y quien empuñó con tanto fervor las ilusiones de los «descamisados» lleva 40 años soldado al escaño y mamando de la teta patria en base a una cómoda existencia de regalo y estupendos salarios y prebendas. Dicho de una forma rápida: nos vendieron. Ninguno de ellos renunció a nada, sino que todos a coro se acogieron a los beneficios del poder y a las jubilaciones y pensiones doradas, y desde donde les aupamos al poder se dieron a la corrupción en grande. No hace mucho publiqué una relación de los casos de corrupción habidos durante la democracia —en dos artículos sucesivos porque no cabían en uno—, con el resultado de casi billones de euros en estafas que no han dejado apenas condenados, nos han endeudado hasta la miseria y podemos decir sin equivocarnos que España no es desde hace mucho de los españoles. Éste fue el resultado. Debería tenerse cuidado, pues, para no repetir la operación.

Hoy tenemos la práctica certeza de la CIA —mano operativa, entre otras, del poder el Bohemian Grove— metió su mano en Suresnes cuando antes de la muerte de Franco «organizó» el futuro de España con el PSOE, e incluso se trajo al embajador Terence Toddman —el que organizó el golpe de Chile unos años antes— para vigilar el proceso y que sucediera lo que sucedió. Del mismo modo, hay quiénes apuntan con cierta credibilidad a que también esa agencia de EEUU montó la ETA, en un juego de dos barajas muy de su incumbencia. En este contexto, y como sabemos por muchos y muy creíbles sicarios del poder económico, la herramienta de la corrupción jugó un papel decisivo, y la promovieron no para comprar almas o personas, sino para quedarse con los mismos países como esclavos de sus intereses. Si quieres saber más, te sugiero que leas atentamente esas novelas que he mencionado y que puedes encontrar en esta misma web. Lo que cuentan en los telediarios o en los periódicos del Sistema y lo que en verdad sucede, en fin, es como comparar Nuncajamás con el Infierno que habitamos.

La democracia actual —que no tiene nada que ver con la democracia—, se basa en el principio físico de los vasos comunicantes, de modo que los posibles votos de los siempre escasos capaces y cualificados queden diluidos por una masa entontecida en base a un sistemático lavado de cerebro de los medios de difusión —suyos—, las discográficas —suyas—, las editoriales —suyas— y a los entretenimiento estrella: el fútbol, el sexo y la moda, además de pervertir los modelos y aspiraciones sociales encumbrando a frikis que hacen de la vida una risión y de las capacidades humanas una rencorosa burla. Así es como esa elite se entretiene manejando a las sociedades y las ningunea, a la vez que las convierte en carne de cadena sometida a sus caprichos y conveniencias. Los mismos que generan y dosifican los pánicos son quienes nos ofrecen soluciones a los mismos… a cambio de libertades. Esta es la realidad. Podría entrar aquí en el contexto de los motivos profundos, organización, metodología y todo eso, pero no lo haré porque ya tienes toda mi obra a tu disposición, y sería absurdo resumir en un escueto artículo una ingente cantidad de información que ya está a tu alcance y que basta para que la tengas conque te esfuerces un poco y la leas.

Sería no absurdo, sino desquiciado pensar que esa elite va a consentir que la indignación ciudadana pinche su globo y les baje del Nirvana que habitan. De hecho, siempre juegan varias bazas por delante previniendo los hechos y aprenden rápido de sus errores. No sólo han pervertido sistemáticamente todos los valores que el arte, la intelectualidad y hasta la misma filosofía han podido aportar, sino que mueven sus fichas con genial maestría, siendo capaces de incorporar a su Sistema los movimientos opositores antes de que conviertan en un adversario, tal y como hicieron con las modas protesta, los movimientos humanistas como el hippy y hasta con las revoluciones políticas, como maniobraron al convertir en un icono de consumo al Che o manipularon el Mayo Francés, el Movimiento Punk y tantos otros. Son maestros de la estrategia, cuentan con todos los recursos y nada va a detenerlos, de modo que tanto menos lo hará un grupo como Podemos, el cual ya ha comenzado a corromperse, enfrentarse contra sí mismo y hasta está tratando de reconvertirse en un partido político más que pretende transformar la sociedad desde las Instituciones. Lo mismo que el PSOE en sus días más gloriosos, en fin. Hernanos de teta.

No hace falta doctorarse en Medicina para comprender que no se puede curar la enfermedad desde la enfermedad, sino que si se quiere sanar es preciso recurrir a lo que la combate. Podemos, como ha demostrado ya sobradamente, ya forma parte de la enfermedad, y lo que está haciendo en la actualidad es aplicar el «divide et vincere» que tan buen resultado le ha dado siempre al Sistema, diluyendo de este modo las ilusiones de los descontentos y los capaces en una especie de desencanto que les aproxime durante algunas décadas al sometimiento. Lo de ayer como hoy, ya se ve, aplicado a las circunstancias actuales. Un caballo de Troya, dicho en otras palabras, que ha sido introducido en el corazón del bastión de los que pretendían solucionar un problema con solamente buenas intenciones, ignorando acaso que las revoluciones son imposibles cuando se duerme con el adversario... y además se le pone el culo. Mientras no se comprenda que los memes, por ingeniosos que sean, no sirven para cambiar nada, todo esfuerzo que se haga en ese sentido es inútil. Como decía Malcom X: «si tus ideas no valen tu propia vida, deséchalas porque no valen nada.» Las de este partido infiltrado, en fin, valen un estupendo salario y unas prebendas a las que jamás renunciarán sus cabecillas. Después de todo, no es mucho a cambio de la obediencia debida y de pronunciar algunas soflamas falaces de vez en cuando que mantengan en su cuerda a los ingenuos. Si quieres, hazme caso y lee esas novelas, tal vez te sirvan de mucho más de lo que imaginas.

Opina sobre el artículo pulsando aquí









Videos de mis novelas







Sinopsis: En la noche de los tiempos, según el Libro de Enoc, los Hijos de los Dioses, las Veinte Dinastías de los Vigilantes, viendo que las Hijas de los Hombres eran hermosas, las desearon para sí y se conjuraron para desobedecer a Dios y descender sobre la Tierra con el fin de tomarlas y hacerlas hijos. Por esta rebelión contra los designios Divinos y esta interferencia en la Creación, Dios castigó a aquellas Veinte Dinastías con el Infierno e hizo que las milicias divinas los expulsaran del Cielo para siempre. Y así lo hicieron con todos... menos con uno, Abaddona, el único diablo arrepentido porque comprendió el mal que había hecho y le suplicó perdón a Dios. Y Dios le perdonó, le devolvió su rango de trono y le permitió que regresara al Cielo; pero Abaddona no quiso hacerlo..., al menos hasta que devolviera a los hombres al estado de pureza del que les había privado, porque a causa de aquel acto, tal y como reza el Libro de Enoc en el capítulo 8:2, «Desde entonces creció mucho la impiedad, porque ellos (los hombres) tomaron los caminos equivocados y llegaron a corromperse en todas las formas.»




Sinopsis¿Y si Apolyon, el Rey del Abismo que se menciona en Apocalipsis 9:11, no fuera un demonio, tal y como sugieren algunos exegetas, o el mismísimo Jesucristo, como suponen otros?... ¿Y si Nibiru, el mítico planeta del que afirmaban los sumerios que procedían los dioses que nos crearon, realmente existiera?... De ser así, Apolyon bien podría ser un meteorito o un escombro espacial que acompañara a ese errante sistema planetario que nos vista cíclicamente, y el cual podría estar en rumbo de colisión con la Tierra en su próximo acercamiento. En Tal caso, todo lo referido en ese capítulo 9 del Apocalipsis tendría un sentido prácticamente literal.



Sinopsis: Los seres humanos, por razones no comprendidas por la Ciencia, no pueden reproducirse. Un Mal que únicamente afecta a los humanos. En Lubitana, un pueblo próximo a Madrid, ha coincido este hecho con la llegada de un misterioso personaje, don Gilgamesh, a quien algunos le responsabilizan de ser el causante del Mal. Un hombre misterioso y con enorme poder que se ha librado de la cárcel cuando se le acusaron de haber perpetrado dos asesinatos el mismo día fue violada la Niña Sara, la hija autista de los Montoro. Una mujer que, a pesar de su condición, establece con don Gilgamesh una peculiar relación afectiva, y que, el mismo día que da a luz a su hija, la Pequeña Eva, fruto de aquella violación, muere, desatándose ese mismo día el Mal que impedirá que los hombres puedan perpetuarse y cuyo tiempo restante podrá ser medido ya por la edad de la recién nacida. Un historia no violenta, ni siquiera escatológica, que muestra cómo la sociedad se va contrayendo sobre sí misma a medida que la población se extingue, hasta que finalmente no quedan sino algunos seres que más tienen de homínidos salvajes que de humanos tal y como los conocemos, además de don Gilgamesh y la Pequeña Eva, para quien este parece tener previsto un destino primordial. Una historia en la que don Gilgamesh no envejece, quién sabe si porque él mismo no es un hombre.

Puedes pagar con cualquier tarjeta.



Sinopsis:
"Sangre azul (El Club)" es la novela conspiranoica por antonomasia. Una novela invaluable porque no narra cómo cierta élite nos maneja y controla, esquematizando las etapas que va cubriendo en la Historia y, lo que es más significativo, las que quedan por cubrir y con qué contenidos, que es decir qué nos espera y cuándo. Una novela que, usando la realidad incuestionable de los titulares de prensa y otros medios, y conduciéndonos de la mano de un prominente personaje de ficción (o quizás no tanto), conduce al lector por nuestro tiempo, permitiendo que él mismo compruebe cómo los sucesos que consideraba casuales o fruto del azar, han sido elaborados y puestos en escena por una inteligencia superior. La mayor de las conspiraciones, al descubierto.





Sinopsis: Salvador Montoro ha perdido al único ser que le quedaba vivo, su madre. Sin embargo, Fausta, cuñada del padre de Salvador, consigue que el patriarca de los Montoro le acoja en su casa, a pesar de que no le considera sino un bastardo. Aunque con un inicio de su relación muy negativo, el tiempo y la convivencia lograrán que se establezca entre el abuelo y el nieto un vínculo que derivará en un afecto sólido y entrañable que se extenderá ya por siempre. Ya como Montoro de pleno derecho, deberá el futuro patriarca de la casta, Salvador, demostrar su condición de germen de Dios o de semilla del diablo, así como los demás Montoro lo hicieron a lo largo de la Historia, y tendrá su oportunidad de hacerlo siendo aún muy joven, porque estalla la Guerra Civil y él, como toda su quinta, es movilizado, cayéndole en suerte, ya al final de la conflagración, el deber de conducir a una caravana de niños desde Madrid hasta Valencia, ya que la derrota final está próxima y nada queda que hacer por evitarla, salvo impedir que sucumban aquellos que en su bando consideran los más puros: los niños.
El amor y el odio, la paz y la guerra, y la fidelidad y la traición se dan cita en esta obra memorable, enfrentándose los personajes con su propia nauraleza a fin de demostrar su condición. Varias decenas de miles de lectores han hecho de esta novela todo un clásico de la literatura española contemporánea, ensalzándola como una de las obas más intensas y completas que se han escrito en la modernidad. Una novela verdaderamente intensa, rica, de una plástica exquisita y de una profundidad literaria que hará imposible que no te sientas identificado con los personajes, los escenarios y las emociones que en ella se explayan.





Sinopsis: "Dimensiones I", es una recopilación de mis cuentos y narraciones breves más heterogéneos. Diecisiete relatos que harán las delicias de los lectores, como así ha sucedido con los más de 25000 que ya han disfrutado de ellos. Una obra breve de contenido muy intenso, lleno de espacios sorprendentes y de personajes memorables que deambulan por el orden de lo mágico..., o quizás no tanto. Reflexiones, al fin y al cabo, sobre la naturaleza humana, que tienen varios niveles de lectura: el lineal, que refieren las propias historias; el existencial, que se adentra en la condición personal de cada quien; y el asombroso, que es el que se deja traslucir como realidad paralela, pero no por ello menos cierta que la propia de los personajes... y de los lectores.

Puedes pagar con cualquier tarjeta.




Sinopsis: ¿Y si el terrorisno no fuera una lucha armada que persigue unos fines políticos o sociales muy concretos, sino un negocio de ciertas élites?... ¿Y si el terrorismo fuera, además, una herramienta de los Estados para controlar a la población a través del pánico?... "Lemniscata", es la novela que trata este espinoso asunto, y lo hace, como han dicho algunos críticos sobre ella, con una exquisita literatura que consigue una imposible aleación de seda y acero.



Rhinoslider 1.05