Una flor en el Infierno

Página PrincipalLa Voz de ExtrarradiosContacto


ufeei

Zita, una flor en el Infierno

Libro-Papel
Libro Electrónico
314 páginas, 21x15 cm
Todos los lectores de ebook

PVP: 21,00 €

PVP: 10,00 €

Gastos de envío incluidos


¿Quieres leer gratis íntegramente esta novela?
Pulsa en el botón que hay debajo


Finalista Premio Planeta de Novela 1999


Segunda Parte de la Cuatrilogía de "Los Montoro"

Sinopsis:
En plena posguerra española, aparece en Lubitana una niña vagabunda. Nadie sabe de dónde viene ni adónde se dirige; solamente que mendiga a la puerta de la iglesia, que rebusca en la basura de la tienda de ultramarinos y que duerme en la alameda, a la vera del arroyo, junto a su perro cojo, un animal sin raza ni más fidelidades que velar por la niña, a quien parece servirla de algo más que de simple compañía.
Son años de hambre, de frío en el cuerpo y en el alma; todavía late una guerra inacabada, y muchos lutos anegan las rutinas. A nadie le sobra, y aunque todos saben que la niña deambula por el pueblo, nadie lo remedia. ¡Los que sufren son tantos!... Nadie, excepto Lola, la prostituta, una mujer mancillada por la carne y por el infortunio, pero quien tiene redaños aún para acogerla en su casa y compartir con ella lo poco que tiene y lo mucho que la falta. Tal vez sea su hijo redivivo, aquél que perdió durante la guerra el mismo día que asesinaron a su esposo. En cualquier caso, si no puede compartir con esa criatura la abundancia, lo hará con el amor que le sobra, con la soledad que la desborda y con una esperanza que, gracias a Zita, comenzará a echar renuevos.
Una flor en el Infierno es un grito de poesía, un feroz alarido de ternura, un temblor de amor en su manifestacion mas pura y solidaria. Escrita con una prosa reposada y profunda, pero a la vez ágil y conmocionadora, toca con los nudillos de su ritmo a lo más profundo del corazon del lector, poniéndole ante un espejo para que contemple qué es la vida para sí mismo y qué puede ser su existencia para otros, porque aunque se viva en paz, hay muchos, muchos seres que viven en guerra. Un novela prodigiosa, si por tal entendemos la belleza que se puede encerrar en una historia tan triste que no obstante no renuncia al milagro, no desespera de la esperanza y no deserta de la felicidad, siquiera sea en migajas. Una novela que de ninguna manera dejara indiferente al lector, tal y como así ha sucedido con las decenas de miles de ellos que se han asomado por esta ventana al rincón exacto en el que anida la ternura.

Rhinoslider 1.05